Areco, o San Antonio de Areco es uno de los pueblos con más tradición guachesca de la Provincia de Buenos Aires.
Conserva la tranquilidad de un pueblo que busca preservar las casas coloniales y su aspecto criollo.

Se ubica a 113 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires y es visitado por turistas que llegan de todas partes del mundo. Posee una amplia zona de parques que rodean el rio Areco y una gran cantidad de lugares históricos para visitar: El museo gauchesco «Ricardo Güilaldes» , la iglesia parroquial de San Antonio, Pulperias y viejos almacenes que se integran a su historico casco. La Plaza Arellano es el centro de la comunidad donde se ubican la municipalidad, la iglesia y otras instituciones públicas.

Esta hermosa localidad ha concentrado una importante cantidad de artesanos especializados en platería, cueros, tejidos, herrería, cerámica, carruajes y otras manufacturas que representan la forma de vivir de otra época.

San Antonio de Areco se disfruta todo el año, y posee una importante infraestructura de bares, cafés, restaurantes y hospedajes para todos los gustos.

Es como un santuario del gaucho, un pueblo que nació en 1730 y busca preservar esa identidad que caracteriza al campo argentino.